viernes, 7 de diciembre de 2007

A ti, claro que te escribo...


...Aunque tu no lo sepas,
aunque estés ahora mismo sentado delante de mi,
aunque pienses que estoy mirando el correo,
aunque te mire por encima de la pantalla y te sonría.


Aunque creas que mis letras se las regalo al innombrable,
dejé de escribirle hace mucho tiempo.

Parece que te sorprendas,

pero si, a ti claro que te escribo...


Aunque sigas buscando hojas por todos los rincones de mi casa,
Aunque nunca leas estas letras ni todas las que tengo en el cajón.
Aunque te regale sonrisas e ilusiones a precio de coste.

Si, a ti claro que te escribo.


Aunque tu no lo sepas,
el salitre se adhiere a mi piel cuando contemplo la luna.

Me impregno de ti como si quisiera no borrar el olor que dejas en mis pliegues.


Te odio, te odio tanto y eso si que lo sabes...

que me engancho de tus labios cada vez que puedo para morderlos,

para devorarlos y saciarme del hambre que siento cuando no estás.

A ti, claro que te escribo...
aunque tu no lo sepas.

Escribo a tus ojos, susurro a tus labios, acaricio tu nariz,
Beso tus pies, me enredo en tus orejas, bailo sobre tus manos...


" - ¿Cuando has escrito esto?
- Eso... (pienso mientras observo el blog de notas que tiene en sus manos), hace mucho tiempo. ¿Dónde lo has encontrado?
- Estaba ahí encima (señala unos libros encima del piano), será porque lo has releído hace poco...
- No, no me acordaba dónde tenía esas hojas...

- Claro... ¿ y a mi no me escribes?

- A ti, claro que te escribo
.
- Sí, seguro...

- Te escribo cosas muy bonitas, cosas que nunca leerás...

(él sonríe...)

(yo le muerdo los labios...y empiezo a escribirle este post)"



Para Otto.

4 comentarios:

susej dijo...

Inventamos mareas
tripulábamos barcos,
encendía con besos
el mar de tus labios...

Un conserje de noche dijo...

Medem no se equivocó, cuando dijo que Ana y Otto siempre se amarían...

Pd: He reinaugurado mi blog

Jorge dijo...

Que suerte Otto!

ELRAYAn dijo...

No solo de casualidades viven Otto y Ana.

Aunque pueden llegar a ser imprescindibles.


Y no, nunca escribas el remite en el sobre, por no dejar tus huellas.

Ya vendrán noches más frías.


MUAAAAAAAA