sábado, 1 de diciembre de 2007

Los ojos de Lara



Lara,
Has llegado por sorpresa,
silenciosa, escondida, sin dar lugar a presentaciones...
Has llegado abriéndonos los ojos a todos los que te rodeamos.

Me hablan mucho de ti aún habiendo 500 kilómetros que nos separan.
Aún así ya te siento cercana,
tan próxima a mi que parece que te cierre los ojos antes de dormir.

Lara,
Has llegado al alma de mucha gente sin hablar.
Simplemente con tu mirada
has conseguido empapelar los corazones que te envuelven
para hacerlos más fuertes,
hacerlos resistentes a todos los golpes que quedan por llegar...

Lara,
Has llegado como una princesa a un cuento desencantado
en el que los príncipes y los castillos están por inventar...

Estos días te sueño repleta de ternura,
de abrazos, de balbuceos...

También te sueño envuelta en una pesadilla
dónde las sonrisas son forzadas,
las palabras falseadas
y los pensamientos omitidos.

Pero no te preocupes,
tú mejor que nadie comprobará que la vida no es fácil,
que la sociedad está ciega
y que los apoyos muchas veces son escasos.

Pero no te faltarán besos,
ni te faltarán caricias,
tampoco nanas que te cierren los ojos,
ni una mano cuando tropieces.

Lara,
Has llegado envuelta de algodones,
recostada entre nubes
y acunada por una luna menguante.

No te faltarán sueños,
ni faltarán esperanzas,
llevarás la sonrisa llena de ilusiones
y la mirada repleta de felicidad.

Tendrás más amor del que llevas dentro,
Mi niña, mi bebito, mi cosita...

Todavía no te he visto
y sé que serás la ilusión de mi vida.


3 comentarios:

ELRAYAn dijo...

que bonito.

quien fuera Lara....


MUAKS!!!!!!

Jorge dijo...

Seguro que si Lara se imagina levemente la existencia de esta entrada... tendrá muchas ganas de llegar!
;)

los ojos de Lara dijo...

Yo soy Lara, no la de tu poema.

Dichosa sería si alguien me diera esta bienvenida.

Quien fuera esa otra Lara …

Quien me escribiese esa dulce y tenue bienvenida …

Quien me esperara para decirme tan hermosas palabras …

Quien abriera mis ojos y mis oídos para tan dulce escuchar …

Quien quiera que seas, y aunque no para mi felicidades y gracias.