viernes, 16 de noviembre de 2007

Me marcho a otro lugar...

Un lugar donde no me acuerde de que existes,
donde mis ojos no sueñen con los tuyos,
donde mis recuerdos se lleven lo mejor que fuiste.
Me marcho donde te vea desde la distancia
cuidándome, mimándome, queriéndome...
... como siempre hiciste sin miedo a perder.
Tu amor incondicional se apagó....
El mio creo que seguía respirando....

3 comentarios:

bahhia dijo...

Se me olvidó que te olvidé ...

Todo pasa. Animo!

susej dijo...

Y que así, como Ángel González él diga:
"
Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita..."

y para ti no sea nada...

R.Carax dijo...

Llega un momento en el que siempre queremos marchar, irnos lejos, creo que es necesario. Luego al volver hemos madurado y hemos aprendido. Todos necesitamos un lugar propio, al igual que saber reflexionar en él. Un abrazo, Salitre.