lunes, 24 de marzo de 2008

Adiós



Entierro a Quique en el desván de mi montaña rusa. Entierro su voz y el recuerdo de sus letras. El frío ha llegado a casa sin avisar, como mi marcha que va transcurriendo silenciosa, casi sin apreciarse. La luna llena me regala su energía al mismo tiempo que me la bebo contemplando la vida. No han pasado lista ni mis besos vuelven a ser los mismos. La mirada sonríe con el paso de los días y la ausencia empieza a tener compañía. Quiero pensar en aquí y ahora, pero también quiero pensar en mañana. Por eso me doy la vuelta y empiezo a caminar. Algo dentro de mi se muere al mismo tiempo que va dejando hueco para respirar. Esta vez es distinto, esta vez siento que lejos seré más feliz.




Escuchando Balada del desarraigado ( M-Clan)

2 comentarios:

bahhia dijo...

Adiós, sin más palabras,
sin más suspiros que el de tu voz.
Y sólo decirte, que te quiero, que te quiero y adiós.

http://www.alfonsojimenez.com/2007/06/14-la-musicalite-adios

bss

ELRAYAn dijo...

A Quique jamás se le entierra!!!!

Vaya conciertaco el viernes pasado, dios....


MUAAAAAAAA